30.3.09

LA INCREIBLE HISTORIA DEL SEÑOR BIGFOOL Y SUS HIJAS SUPERDOTADAS.


Cuando el señor Bigfool recibió el sartenazo en la cabeza, sintió más dolor en su orgullo que en su frente maltrecha. No tenía excusa, las niñas estarían comiendose hasta las patas de la mesa para no morir en ausencia de su padre. Eran 5, tenían todas el pelo rubio y un raro gesto compartido que recordaba al asco.. Su santa madre les dejó en herencia un pelo brillante, una cafetera y la inteligencia de un genio.
Bigfool se quedó viudo, con 5 hijas superdotadas y sin un duro en el bolsillo. En vez de llorar o salir adelante, le dió por desaparecer con asiduidad, dejando a las niñas en lamentable desamparo y sin nada que echarse a la boca.
Lejos de preocuparse, las niñas diseñaron un plan de supervivencia tan sofisticado que durante años fué objeto de estudio de eminentes psicólogos y curiosos de la mente humana. Todos se sorprendían al verlas con un aspecto saludable y con absoluto control de la situación.
Maricarmen, usando una capacidad de persuasión digna del mejor político, convenció a un vecino de que le diera la tabla de la plancha, una polea y un cordel. Rosarito rompió las cortinas cual Escarlata O´hara, para usarlas como pantalla reflectante ayudándose de la lámpara de tunsgeno de Margarita. Pilimari tras tomarse el biberón, usó la boquilla de caucho a modo de muelle, para tensar la polea de Maricarmen. Margarita se construyó un pequeño puente de estaño con los cables sobrantes y ajustó los filaméntos de su lámpara con la anilla del chupe de Rosarito...
Una vez acabada la planificación, construcción y puesta a punto del invento, las niñas llevaron la extraña máquina a la plaza del pueblo, para demostrar su proeza a todo aquel que quisiera verla. Cuando tiraron de la tela que la cubría , todos gritaron un sonoro “oooohhhh..” que luego fué seguido de un silencio de admiración, vítores y aplausos.. La increíble máquina les proporcionaba dosis iguales de alimento, conocimiento, autoestima y amor incondicional.

15 años después las doctoras Bigfool, recibían el premio a la solidez personal. Su padre orgulloso, pensaba que haber preñado a su madre aquella noche de borrachera, por fín había dado sus frutos..

3 comentarios:

CurroClint dijo...

El tandem dibujo texto funciona a la perfección. Un cuento redondo. De premio. Me encanta.
Quiero ver esa máquina!
Mua!

sardinita dijo...

¿a onde se compra la máquina?
¿en teletienda?
:*

raangul dijo...

Angulo Jiménez García Márquez!!!!