16.3.09

Las CHiCHilastiC


Me contaron una vez, que en un pueblo del sur, existieron unas hermanas muy flexibles y atléticas que se hacían llamar “las chichilastic”. Estas gemelas eran capaces de tocarse la nuca con el talón con absoluta naturalidad, ya fuera por delante, doblando la pierna hacia adentro, como por detrás, arqueando la columna vertebral. Sus miembros parecían de caucho y estaban tan compenetradas que a veces formaban figuras increíbles con sus cuerpos enlazados. Cuando paseaban por la calle, los niños les pedían con fruición que hicieran la rueda, el elefante o el teléfono, entonces una de ellas se montaba sobre la otra y en un periquete se convertían en el objeto solicitado, con gran ovación de la chiquillería.
Las chichilastic eran una atracción local de la que todos estaban orgullosos, porque aparte de ser elásticas como un chicle, también eran generosas y honradas.
Se cuenta que un día, a petición de un tímido enamorado, formaron con sus cuerpos un corazón que ofrecieron a su amada. Ésta se encontraba desayunando café con churros en un bar, cuando sin saber de dónde, apareció la rueda humana de las chichilastic, que se fué transformando poco a poco en lo que parecía un corazón. La homenajeada se sintió confusa pero feliz, y todos aplaudieron la ocurrencia del ilusionado novio, que llorando de emoción se abrazaba al corazón humano de las chichilastic, poniendo en incómodo peligro su equilibrio e integridad física..

5 comentarios:

valales dijo...

se lo dedico a mi Carlota, pa que vuelva a la tierra, que pa marcianos nosotros

CurroClint dijo...

Lo mejor que te he leído en mucho tiempo. Genial, niña. No me quito el sombrero porque no llevo, pero aún estoy en postura de reverencia total.
Mua!

Bolero dijo...

jooooooooooooooooooooooooooooooo
q bonito y encima pa Carlota ainsssssss
se te echa de menos niña verde

muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

sardinita dijo...

que bonico mari
snif

Anónimo dijo...

qué cabr.. que eres prima XD... cualquier día vuelvo, no sé... ;). Besucos a todos.