17.6.09

ÓRgaNOs


Primero se le cayó el brazo izquierdo. Estaba tendiendo la ropa y se le voló hasta caer al patio de abajo, el golpe sonó sordo allá en lo profundo.. Se quedó un poco perplejo, pero siguió tendiendo la ropa con el brazo derecho como si no hubiera pasado nada, era bastante pertinaz y muy obstinado..
Al día siguiente al levantarse por la mañana, vió como una de sus piernas se había quedado en la cama, no pareció importarle, se tambaleó un poco y llegó a saltos a la cocina para prepararse un café.
Durante el trayecto del autobus, el conductor tuvo que hacer una parada en seco lo cual provocó que su cabeza saltara de asiento en asiento hasta rodar por el pasillo..
la recogió con cuidado de no despeinarse, se la puso debajo de su único brazo y se bajó enfadado en la siguiente parada.
De repente el corazón dejó de latir. Abrió más los ojos, intentó respirar profundamente pero no pudo, se asustó y casi sin pensarlo se golpeó fuertemente con el puño sobre el pecho.. todo volvió a la normalidad, su cuerpo volvía a responderle, pero aquella era la gota que colmó el vaso..
Pensó que su cuerpo se estaba pasando varios pueblos, que ya estaba bien de aguantar desplantes de miembros u otros órganos rebeldes.. así que les prohibió rotúndamente el mal funcionamiento orgánico y tomó el control de la situación. Corazón, intestino y cerebro, cuchichearon entre ellos el despotimo y las malas formas, pero acataron y cumplieron durante mucho tiempo las normas impuestas.

4 comentarios:

CurroClint dijo...

Es que el despotimo de los ólganos a vezes es peligoso y peliaculo, hay que mantener un fereo control sobre los mismos. Las cavezas no deben andar sueltas por haí, así como así...

sardinita dijo...

la mujer desmembrante?

(toma la pata que le ha metío al diccionario tu primo de arriba)

:*

Bolero dijo...

pues a mi no me importaria q mi pata se largara con el brazo joer q dolor tengo de parte derecha q un iriologo me ha dicho q tengo mal el higado de las emociones , me cago en las emociones lexes

muakkkkkkkkkkk

DINOBAT dijo...

De repente así perderíamos un poco de la maldad humana...